viernes, 28 de julio de 2017

Incubus - Morning View Sessions Concert

Tengo un problema con el embutido, Monóxido (video oficial)

Documentos TV El cazador de pederastas

El Drogotest de la DGT llevado al constitucional

El test de drogas o Drogotest de la Guardia Civil podría entrar en los parámetros de la ilegalidad.

El aparato para test de drogas en saliva que lleva utilizan do la DGT en los últimos años acaba de ser recurrido ante el Tribunal Constitucional. El motivo de este recurso ha sido por las innumerables quejas de personas denunciadas que pone en duda la fiabilidad de esta prueba. La DGT asegura que el drogotest (nombre que se ha dado a este analizador)  no puede dar positivo pasadas seis horas de haber consumido la sustancia estupefaciente. Muchas personas afectadas denuncian que eso es totalmente falso y aseguran que se puede dar positivo pasadas 12 horas, o en algunos casos incluso días.

Son innumerables los casos de obtener un positivo en thc  o en cocaína los lunes por la mañana de camino al trabajo. La cantidad de positivos los lunes es tal  que no es razonable admitir que sea tan alto el porcentaje de personas que hayan consumido en esas 6 horas anteriores. De hecho en la mayoría de los casos los conductores no están discrepan del resultado y de hecho no presentan síntomas de haber consumido como puede ser tener las pupilas dilatadas o la boca seca. Todo parece indicar que el drogotest puede dar positivo pasadas muchas más horas de las 6  que no asegura la DGT, incluso después de haber dormido varias horas.

La persona que dirige este recurso en cuestión es el conocido abogado Héctor Brotons,  un letrado especializado en sanciones relacionadas con drogas (Estudio Jurídico Brotsanbert). Héctor Brotons asegura que “sancionan por llevar una sustancia en el organismo más que por sus efectos” y opina que se está aplicando una concepción moral más que legal.

BROTSANBERT
Abogados Brotsanbert recurso de multas por drogotest
En el caso del alcohol se valora la cantidad existente en el cuerpo a la hora del test, pero en el caso de otras drogas sólo se busca la presencia sin importar la cantidad de la sustancia en cuestión ni de los efectos que ésta pueda estar causando en el organismo. Que la ley hable únicamente de “presencia“ no se adapta al bien jurídico protegido que es en este caso la seguridad vial. El hecho de sancionar a alguien por dar positivo sin prestar atención a la tasa no es sostenible constitucionalmente.


Con todo esto no cabe duda que un gran beneficiado es el propio gobierno, debido a que cada sanción impuesta conlleva una multa económica de entre 500€ (si se paga rápido) hasta más de 2000€ si acaba en un proceso judicial. Esto ahora mismo le puede venir muy bien a las arcas del estado por lo que es entendible que no tengan  demasiadas intenciones de legislar una regulación al respecto. Otro grupo que también se beneficia directamente por estas sanciones son los compañías aseguradoras ya que se desentienden de los gastos si el test ha dado positivo, eximiéndose así de sus obligaciones. Desde la plataforma “Regulación Responsable” proponen que haya que demostrar que se conduce realmente incapacitado por el consumo de la sustancia en cuestión. Una buena forma sería realizarle al conductor un test psicotécnico en el acto.

Otra contradicción es que el drogotest no cumple la normativa en cuanto al control metrológico de Estado. Por esto se puede que son nulas en pleno derecho  por no cumplir lo que se establece en el artículo 70.2  de la Ley de la Seguridad Vial:

“…los instrumentos, aparatos o medios y sistemas de medida que sean utilizados para sancionar las infracciones de la normativa de tráfico estarán sometidos a control metrológico en los términos establecidos  en la ley 32/2014 de Metrología.”


Test-drogas-DGT
Diferentes dogrotest utilizados en España

Dicha ley lo que quiere decir es que todos los aparatos utilizados para sancionar deben llevar unas revisiones de control y calibrado pertinentes para poder dar por válidos sus resultados. También debería establecerse el margen de errores máximos permitidos  y el porcentaje de falsos positivos, lo cual en ningún sentido se ha llevado a cabo en el caos del drogotest. Los dos modelos de drogotest que utiliza la guardia civil  para realizar  pruebas en carretera son el Drugtest5000 y Alere DDS2 no han sido revisados antes de ponerse en funcionamiento, ni hay constancia de que se vayan a revisar. Es muy probable que ésta sea la causa de que se denuncien tantos falsos positivos.

http://www.tecnocultivo.es/blog/el-drogotest-de-la-dgt-llevado-al-constitucional/